Migración por motivos ambientales

Definición práctica de “migrante por motivos ambientales” en la OIM

“Los migrantes por motivos ambientales son personas o grupos de personas que debido a, principalmente, cambios repentinos y graduales en el medio ambiente, que inciden negativamente en sus vidas o en sus condiciones de vida, se ven obligados, o deciden, a abandonar sus viviendas habituales, ya sea de manera temporal o permanente, y se desplazan a otras partes de su propio país o fuera del mismo. (OIM, 2011:33)."

Esta definición intenta reflejar la complejidad de la cuestión pero, sin dejar de lado los aspectos normativos.

 

¿Cómo incidirán los factores medioambientales y el cambio climático en el desplazamiento de la población?

La OIM considera que hay diversos factores que influyen, en la mayoría de los contextos migratorios, por tanto, y a veces es difícil separar los elementos desencadenantes del cambio climático de los aspectos políticos, sociales y económicos, entre otros. No obstante, los factores determinantes del medio ambiente y del cambio climático juegan un papel notable y cada vez más decisivo en la movilidad humana:

  • El incremento de la frecuencia e intensidad de los desastres naturales repentinos y paulatinos relacionados con el clima conlleva mayores probabilidades de que se produzcan emergencias humanitarias con consiguientes desplazamientos de población.
  • Las consecuencias adversas del calentamiento, la variabilidad del clima y otros efectos del cambio climático en las condiciones de vida, la salud pública, la seguridad alimentaria y la disponibilidad del agua pueden exacerbar las vulnerabilidades preexistentes y fomentar la migración.
  • La subida del nivel del mar puede conllevar la inhabitabilidad de las zonas costeras y las islas de baja altitud.
  • La competencia por los escasos recursos naturales puede generar tensiones y eventualmente conflictos y, a su vez, la migración forzosa.

 

La migración puede constituir una estrategia de supervivencia, especialmente en caso de desastres naturales. Asimismo, puede ser una estrategia de adaptación, en la medida en que es, y siempre lo ha sido, parte integrante de la interacción entre el ser humano y su entorno. La migración permite que las personas gestionen los riesgos, diversifiquen los medios de sustento y afronten los cambios ambientales que inciden en su forma de vida. Por ejemplo, la migración temporal y las remesas de fondos pueden dar lugar a fuentes de ingresos alternativas y reducir la dependencia del medio ambiente para la subsistencia. Es más, la migración por motivos ambientales puede implicar desplazamientos tanto forzosos como voluntarios; no obstante, no es fácil distinguir de cuál se trata.

 

¿A quién le afectará? ¿Quién deberá marcharse¿ y ¿Adónde?

Los sectores marginados de la sociedad, los grupos dependientes de la agricultura, las poblaciones en los países menos desarrollados, las zonas costeras y las islas de baja altitud son los más expuestos a las consecuencias del cambio climático. Sin embargo, debido a la falta de recursos, los grupos más pobres y más gravemente afectados suelen tener mayor dificultad para evitar los daños. Hay quienes arguyen que la migración por motivos ambientales ocurre principalmente en los confines territoriales de un país; mientras que una proporción más pequeña de personas se dirige a los países vecinos; y una cifra todavía menor emigra a países situados a grandes distancias. El traslado puede ser temporal o permanente, dependiendo del factor medioambiental que lo motivó.

 

Glosario sobre Migración (2ª edición únicamente en inglés). Derecho Internacional sobre Migración, núm. 25, OIM, Ginebra.
Puede consultarse en: http://publications.iom.int/bookstore/index.php?main_page=product_info&cPath=56&products_id=1380